Nacionales

(VIDEO) Julio C. de la Rosa Jr. decía a su padre que antes de cometer un error prefería estar muerto – El Nuevo Diario (República Dominicana)


Julio César de la Rosa, presidente de la Alianza Dominicana contra la Corrupción (Adocco) al pronunciar sus palabras durante la misa de cuerpo presente de su hijo. (Foto: Félix Lara)

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Julio César de la Rosa, presidente de la Alianza Dominicana contra la Corrupción (Adocco), manifestó este martes que a su hijo Julio César de la Rosa Peralta «Junior», quien murió tras supuestamente ser atropellado el pasado sábado, le decía que antes de cometer un error prefería estar muerto.

“No esperes un error mío, porque yo llevo tu nombre y no voy a dañar tu nombre, porque prefiero estar muerto”, expresó su padre entre llantos durante la misa de cuerpo presente oficiada en la funeraria Jardín Memorial de la avenida Jacobo Majluta.

A esto agregó que a Junior le gustaba la velocidad y que murió impactado como peatón, “probablemente para que no carguemos con el dolor de que producto de la velocidad pudo haber impactado a alguien que viniera en la carretera con su familia y provocar ese daño”.

“Siempre aprendí desde pequeño, que Dios hace la obra y siempre aprendí desde pequeño -por la enseñanza de mi madre-, que Dios no permite que las almas nobles sean infectadas en la tierra”, apuntó.

Asimismo, indicó que al momento del accidente su vástago se dirigía solo y que otra persona no corrió con la misma suerte de él y que el dolor solamente afectó a su familia.

Manifestó que su hijo no le temía a nada, “sólo a Dios” y que junto a ese temor a Dios, que a su padre le pasara algo.

“Aprendí de Junior que entre hijos y padres no puede haber diferencias y que cualquier diferencia -que es natural- se dirima y se solucione de inmediato, y les exhorto a los padres que lo hagan, porque yo de mi hijo no tengo más que el recuerdo de cuando lo vi por por última vez”.

Apuntó que cuando regresaban del campo, donde se encontraban compartiendo en familia el mismo día del accidente, Junior se detuvo a presentarle a un bombero de una gasolinera que ya era su amigo, “porque hacía amigos donde quiera que llegaba”.

“Solamente la fe puede lograr que yo esté de pie con el féretro de mi hijo detrás”, dijo.

Julio César de la Rosa Peralta «Junior», de 33 años, falleció luego de que supuestamente fuese atropellado, mientras se encontraba fuera de su vehículo.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *