Publisher Theme
Art is not a luxury, but a necessity.

Valdés llegó de paso a Lidom, pero se marchará como un histórico

0 7

Cuando Raúl Valdés finalmente pudo pisar tierra dominicana, el 5 de enero de 2003 en su sexto intento por abandonar Cuba y en una travesía que le tomó cinco días en lancha, sus planes eran utilizar la isla como trampolín en su objetivo para llegar a las Grandes Ligas, hacer fortuna y establecerse en Miami.

Pero desde que se hospedó en el hotel de San Francisco de Macorís mientras su agente negociaba la firma con los Cubs comenzó un vínculo especial con el país al conocer la que eventualmente sería su esposa, aquí se asentó y hoy su nombre forma parte imborrable de la pelota dominicana.

Debutó en la 2003-2004 con los Gigantes y no parece tener fecha de caducidad con 17 temporadas en su espalda, con una parada en el Escogido, pero mayormente con los Toros.

El miércoles en el Quisqueya, con sus Toros descalificados, Valdés logró un desempeño de esos que pocos olvidan. Con 44 años, el zurdo oriundo del barrio habanero de Mariel se convirtió en el primer nacido en el exterior que alcanza las 50 victorias en la Lidom.

Lo hizo con siete sólidas entradas ante el Escogido, su ex equipo, con siete entradas donde solo toleró cuatro hits y otorgó un boleto, con 10 ponches rumbo al triunfo taurino 7-0 en una actuación que requirió 112 lanzamientos.

Valdés (2-3, 2.85) comenzó la campaña empatado con Nino Espinosa, ahora está igualado con Joaquín Andújar y ya se apunta a perseguir a Danilo Rivas (52), que ocupa el sexto lugar en la lista de todos los tiempos.

Valdés es el segundo en la lista de siempre en aperturas (137), a 11 de Efraín Valdez, es tercero en ponches (593), séptimo en entradas lanzadas (764 1/3) y décimo en WHIP (1.18).

Una parte del objetivo original se cumplió (fue ligamayorista en cinco temporadas) y cuando las puertas se cerraron en Estados Unidos emprendió un camino de verano que lo ha llevado por Japón y México.

Habitual en la Serie del Caribe con los equipos de la Lidom, este año Valdés se convirtió en el primer pelotero nacido en otro país que no sea los Estados Unidos que viste la franela dominicana en una competencia oficial. Fue clave en su participación en el preolímpico de la Florida y el responsable de lanzar el partido donde los quisqueyanos ganaron la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio, ante Corea del Sur.

Source link

Leave A Reply

Your email address will not be published.