Publisher Theme
Art is not a luxury, but a necessity.

Procompetencia quiere crear una cultura de competencia, que la gente se empodere y denuncie

0 72

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Lo que quiere la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (Procompetencia) es que la gente conozca la importancia de esa institución y cómo afecta su vida cotidiana. Por tanto, su gran misión es lograr que la ciudadanía se empodere y denuncie los casos de deslealtad en los mercados, de manera que la calidad sea un sello diario de la vida nacional.

Así lo afirma la abogada y presidenta del Consejo Directivo de Procompetencia, María Elena Vásquez, en una dinámica conversación con el director de El Nuevo Diario, Persio Maldonado.

En el diálogo definió los principales ejes de su gestión: fortaleza institucional, empoderamiento ciudadano e impulso a la innovación y la calidad.

“Es una institución relativamente nueva, que está agotando fases. Esta es la fase del fortalecimiento institucional y la creación de una cultura de libre y leal competencia. Estamos comprometidos con la creación de esa cultura, y por eso, desde que tomamos posesión hemos hecho acercamientos a la academia, para fomentar esa cultura de competencia, para que la población conozca la institución y cuáles son las prácticas anticompetitivas, qué es la libre competencia, y sobre todo, la importancia de que en la República Dominicana haya una libre y leal competencia, y cómo le afecta directamente al consumidor final, que es el gran beneficiario de esa libre competencia”, responde a una pregunta.

Esa regulación de la competencia tendría otros beneficios. Lo dice ella: “En la medida en que las empresas compiten y hay una libre competencia, las empresas tienen que innovar, ser más productivas, más creativas, para poder competir, presentar mayor cantidad de productos, o sea, una mayor variedad, mejor calidad y al final mejores precios, lo cual repercute directamente en el bolsillo del consumidor, es muy importante para el desarrollo económico de la República Dominicana”.

Funciones, ¿qué hace Procompetencia?

Vásquez se detiene para describir las funciones de Procompetencia. Esta institución tiene dos órganos rectores: el Consejo Directivo, “que es el órgano decisor”, y la Dirección Ejecutiva, que es el órgano persecutor, algo así como “la fiscal de la competencia”.

La Dirección Ejecutiva recibe las denuncias sobre prácticas desleales y anticompetitivas, y al efecto puede actuar, investigar y someterlo al Consejo Directivo, que se encarga de admitir la investigación y sancionar en consecuencia.

El Consejo puede imponer multas financieras: de 50 salarios mínimos hasta un máximo de 3 mil salarios mínimos. En caso de reincidencia, la sanción puede ser de hasta 6 mil salarios mínimos. La suspensión o inhabilitación es responsabilidad exclusiva de la Dirección General de Compras y Contrataciones Públicas.

En el Estado, también

“La gente cree que [Procompetencia] solamente tiene que ver con las empresas privadas, pero no es así: también tiene que ver con el sector público y con todo el que hace negocio en la República Dominicana”, aclara la funcionaria.

Según ella, la institución trabaja de cerca con Compras y Contrataciones Públicas, para evitar colusiones y asegurar la transparencia de los procesos.

Por cierto, destaca que Compras y Contrataciones Públicas recibe a diario más de cien solicitudes de apertura de procesos en el Estado. Procompetencia también coincide con Proconsumidor, todo por el bien y la calidad.

Vásquez sabe que un mercado abierto como el dominicano encara serios retos y prácticas sucias: monopolios, empresas que cometen abusos, colusiones, carteles que fijan precios y se reparten los territorios. En fin, “eso es bastante complicado”.

Ella está conciente de semejantes desafíos, y por eso está dispuesta a encararlos con gallardía. En efecto, destaca que la institución tiene un Departamento de Estudios Económicos y anuncia que el Departamento de Investigación será completado muy pronto. De paso, afirma que se abocan a presentar reformas y mejoras de la Ley 42-08.

Retos

La funcionaria señala que se busca crear el reglamento particular de los sectores regulados: transporte aéreo, marítimo, terrestre; sector bancario, seguro, electricidad. Así, se lograría complementar el marco regulatorio.

Hasta ahora el sector de las telecomunicaciones es el único sector que tiene su reglamento. La meta es que cada sector tenga su propio reglamento en materia de libre competencia. Para lograr esto, Procompetencia se está acercando a los diversos sectores para concienciarlos al respecto, y convocará la primera mesa de trabajo.

“Lo vamos a trabajar de manera conjunta”, dice Vásquez.

Aunque la ley marco de Procompetencia, la 42-08, es del 2008, el primer Consejo Directivo fue nombrado tres años después, en 2011. La Dirección Ejecutiva fue designada en el 2017. Así se completó el organigrama de la institución.

Source link

Leave A Reply

Your email address will not be published.