Publisher Theme
Art is not a luxury, but a necessity.

- Advertisement -

“Mi vida cambió tras bronce de Tokio”

0 40

Afirmó la pesista que ahora tiene una gran responsabilidad sobre sus hombros, ya que no puede descuidarse y continuará dando el mil por ciento en cada competencia

Ya pasaron seis meses desde aquella madrugada del día 2 de agosto cuando la pesista Crismery Santana obtuvo la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio y la emoción aún se mantiene en el espíritu de la atleta.
“Lo recuerdo como ahora”, dijo al responder preguntas de este periodista horas antes de marcharse a Cuba al Torneo Manuel Suárez, clasificatorio para los Juegos de San Salvador 2023.

Manifestó que antes de la competencia le pedía a Dios todos los días que le diera todas las fuerzas para subir al podium a recibir una medalla.

“Yo quería el oro, pero el Creador es que dispone, por eso me siento muy feliz con el bronce”, puntualizó.
Afirmó que tiene el honor de haberse convertido en la primera mujer dominicana en lograr una presea olímpica.
“Cuatro días después en los Juegos, mi amiga Marileidy Paulino logró una plata en Atletismo y fue la segunda, algo que me llenó de mucho orgullo”, precisó Crismery.

Le puede interesar: Bonnat en histórica jornada gana 3 oro en torneo de pesas Cuba

Su vida le cambió

La medallista olímpica en Pesas reveló que su vida le ha cambiado en todos los sentidos. “La gente me reconoce en todos los lugares donde voy y eso me compromete a tener un buen comportamiento, dentro y fuera de las pesas”, comentó. Dijo que ha recibido mucho cariño y amor de todos los dominicanos, algo que siempre apreciará.
“Nuestro pueblo ama el deporte y nos da mucho seguimiento”, narró la atleta.

Compró dos viviendas
Dijo que logró comprarle una casa a su padre y ella también obtuvo su vivienda, algo que le ha dado mucha tranquilidad como persona. “Si, gracias a Dios estamos más cómodos”, subrayó.

La historia
El pasado 2 de agosto de 2021, el nombre de la pesista Crismery Santana saltó al firmamento mundial del deporte.
La atleta dominicana se alzó con la medalla de bronce en la categoría de los 87 kilogramos del levantamiento de pesas de los Juegos Olímpicos de Tokio. Esa hazaña la llevó a convertirse en la primera mujer quisqueyana en subir al podio en un deporte individual.

Santana sumó 256 kilos en sus alzadas, divididos entre 116 kg en el arranque y 140 kg en el envión para asegurarse la presea y de paso un premio de RD$6 millones anunciado por el Gobierno dominicano.

Se unió así a su compañero Zacarías Bonnat que ganó presea de plata en halterofilia. El oro de los 87 kilos femeninos en halterofilia fue para la china Zhouyu Wang, al sumar 270 kilos y la plata para la ecuatoriana Tamara Salazar Arce, con 263 kilos.

Lloró de la emoción
La medallista de bronce en los Juegos Olímpicos en Tokio declaró que se siente agradecida con Dios por la oportunidad de lograr competir y ser merecedora de ese éxito.

“Para mí fue una experiencia muy grande, tenía esa misión de ir por una medalla en mis primeros Juegos Olímpicos, Dios me dio la oportunidad de conseguirlo”,
dijo Crismery Santana.

Y abundó; “Sentí que hice un sueño realidad de muchas mujeres que han pasado por Juegos Olímpicos y que se han tenido que retirar sin alcanzarlo”.

La medallista olímpica afirmó que de ahora en delente continuará trabajando sin descanso para mantener su calidad. “Me sentí muy emocionada, le di muchas gracias a Dios, me coloqué de rodillas y oré; de verdad que lloré de felicidad de obtener una medalla”, dijo.

Comentó que pensó en su país, en todo el esfuerzo que han venido trabajando, los entrenadores, “valió la pena tanto esfuerzo y sacrificio que ha hecho la federación y todo el conglomerado de Pesas”, sentenció la dama que estudia Derecho en la UNPHU.

Hay mucho talento, ahora no pueden bajar la guardia

No paramos de trabajar
William Ozuna, presidente de la Federación Dominicana de Levantamiento de Pesas, destacó que ese logro alcanzado por Santana y Bonnat fue el resultado de una ruta que comenzó hace seis años, cuyo objetivo principal era llegar a los Juegos Olímpicos con al menos cinco atletas. Fruto del gran trabajo realizado se pudo alcanzar. “Ese era nuestro norte y hoy gracias a Dios lo estamos presentando al país, este ha sido un esfuerzo de todos y no vamos a parar”, comentó.

Source link

Leave A Reply

Your email address will not be published.