Publisher Theme
Art is not a luxury, but a necessity.

Luis Severino ha dado buenas señales con los Yankees

0 39

EL NUEVO DIARIO, TAMPA, Florida — Mientras Luis Severino hacía sus lanzamientos de calentamiento el domingo, el dominicano no podía dejar de pensar acerca de la última vez que pasó por la misma rutina previo a una salida en el George M. Steinbrenner Field.

Fue el 5 de marzo del 2019 y habiendo ganado 19 juegos y recibido su segunda convocatoria al Juego de Estrellas la temporada anterior, Severino estaba listo para dar otro paso hacia el super estrellato.

En cambio, Severino sintió molestias en su hombro de lanzar tras tirar un slider, poniéndole fin a su pretemporada antes de haber tenido la oportunidad de comenzarla.

El derecho terminó haciendo apenas tres aperturas en septiembre del 2019, antes de que una lesión en el codo lo obligara a someterse a una operación Tommy John en febrero del 2020. Ahora está de regreso y ahí estaba de vuelta sobre el mismo montículo alistándose para su primera presentación de una nueva primavera, una que para Severino y los Yankees marca el inicio del próximo capítulo en la carrera del quisqueyano de 28 años de edad.

“Hoy me sentí más nervioso que [en mi debut] en el 2015”, confesó Severino tras la derrota de los Yankees por 8-7 frente a los Tigres. “No he lanzado en un Spring Training desde el 2018 y el simple hecho de estar aquí, sea cual sea el resultado, me hizo sentir bien feliz. Tras finalizar mi [sesión del] bullpen, me sentí aliviado”.

El resultado no fue tan bueno, aunque ni Severino ni el manager Aaron Boone parecieron remotamente preocupados. El derecho cedió cuatro carreras limpias y cuatro hits con una base por bolas, permitiendo un par de rayitas en cada una de sus dos entradas de labor.

“En lo que a salud se refiere, me sentí bien sólido”, declaró Severino. “Mi brazo se sintió bien. Los resultados no fueron tan buenos, pero lo bueno es que me sentí saludable”.

Severino arrancó su presentación otorgándole un boleto gratis a Robbie Grossman con cuatro pitcheos, ninguno de los cuales pasó particularmente cerca del plato. Pero el dominicano pareció encontrar ese comando rápidamente, ponchando a Akil Baddoo con tres envíos, incluyendo un tercer strike cantado a 97.4 millas por hora en el radar.

Detroit anotó un par de carreras mediante sencillos productores del puertorriqueño Javier Báez y Spencer Torkelson y luego hizo dos más en el segundo inning gracias a un tablazo de dos carreras de Grossman, quien aprovecho un slider que se quedó colgado para volar la cerca del jardín central.

“Tengo tiempo para trabajar en mis pitcheos y sé que cuando los necesite, mi slider, mi cambio y mi recta estarán ahí”, confió Severino. “Hoy se trató más de sentirme bien”.

La recta de Severino alcanzó de manera consistente las 97-98 mph, mientras que su slider lució bien casi todo el tiempo. La localización fue el mayor problema, por mucho; lanzó 13 bolas y 25 strikes durante su salida de 38 envíos.

“Salud y el material”, respondió Boone cuando se le preguntó acerca del aspecto más importante de la primavera de Severino. “¿Cómo lució su material? Para mí, lució como el propio Sevy. Pensé que los pocos sliders que pude ver desde un lado, la profundidad estuvo ahí. La velocidad estuvo ahí. Está lanzando libre y fácil”.

Los Yankees confían en que Severino recuperará su forma previa al 2019, cuando fue dos veces convocado al Juego de Estrellas, en el 2017 y el 2018. Aunque no se descarta otro canje de peso de parte de los Bombarderos– se rumora que los Atléticos están dispuestos a cambiar al zurdo Sean Manaea y al derecho dominicano Francelis “Frankie” Montás – la rotación de los Yankees está integrada actualmente por Gerrit Cole, Jameson Taillon, Severino y Jordan Montgomery, mientras que el cubano Néstor Cortés Jr. es el principal candidato a quedarse con el puesto de quinto abridor.

Boone dijo que espera que Severino recupere su antigua forma si está sano.

“Ha sido un gran lanzador en esta liga”, destacó Boone. “Lo ha demostrado y ahora lo que tiene que hacer es saltar al terreno y mantenerse en salud, que creo que sí lo está. Si logra hacer eso, no me sorprendería que llegase muy lejos este año”.

Severino cree que él y Cole pueden formar una dupla letal en la cima de la rotación, aunque hizo una pausa cuando se le preguntó si ambos serían capaces de desafiar a Max Scherzer y Jacob deGrom de los Mets por el título extraoficial del mejor 1-2 en las Mayores.

“¿Scherzer y deGrom? No lo sé”, respondió Severino. “Cole es un gran pitcher y si yo estoy sano, sé la clase de pitcher que soy. Estoy emocionado por lanzar detrás de él [y tratar] de igualar sus actuaciones”.

Source link

Leave A Reply

Your email address will not be published.