Publisher Theme
Art is not a luxury, but a necessity.

- Advertisement -

Los 76ers resbalan ante los Suns y pierden el primer lugar del Este de la NBA

0 71

- Advertisement -

EL NUEVO DIARIO, PHOENIX- Los Philadelphia 76ers cayeron de la primera a la cuarta posición de la Conferencia Este al perder este domingo 114-104 ante los líderes indiscutibles de la Conferencia Oeste, los Phoenix Suns, en un partido apasionante en el que Joel Embiid anotó 37 puntos y Devin Booker 35.

Los Sixers (46-28), tras ganar sus anteriores tres partidos, alcanzaron el sábado la primera posición gracias a las derrotas de los Milwaukee Bucks y de los Miami Heat, pero su liderato duró menos de 24 horas.

Fueron superados por los Boston Celtics, que ganaron a los Minnesota Timberwolves, por los Heat y los Bucks.

Los Suns (61-14), afianzados en el primer puesto de la Conferencia Oeste muy por delante de sus rivales, no se conforman y siguieron acelerando con su octavo triunfo consecutivo.

Embiid logró un doble doble de 37 puntos y 15 rebotes, con 3 asistencias, 3 robos y 2 tapones. Tyrese Maxey, con 18 puntos, Tobias Harris con 17, y James Harden, con 14, no pudieron impedir que los locales, liderados por Booker, se impusieran.

Booker anotó 35 puntos, 3 de 5 triples, 2 robos y dos asistencias, ayudado por Chris Paul, con 19 puntos, Deandre Ayton, con 14, y Mikal Bridges con 11.

DUELO DE EMBIID Y BOOKER

El partido comenzó y terminó como un duelo entre Embiid y Booker, que en los dos primeros minutos fueron los únicos en anotar, 6 puntos el camerunés y 7 el escolta de los Suns.

En el ecuador del primer parcial, Booker, de tres canastas consecutivas en medio minuto, defendía el liderazgo de los locales (19-15).

En los últimos minutos del primer segmento, “La Barba” Harden comenzó a hacer daño, inspirando a un Embiid que a falta de 62 segundos para el final llegaba a los 15 puntos (31-37).

Pero a medio minuto de concluir el cuarto inicial, Booker, de triple, apretaba el marcador (36-37) para fijar, de tiro libre, en 37-39 un parcial en el que sumó 22 puntos.

El segundo cuarto inició con los pupilos de Doc Rivers todavía más motivados, por verse primeros de partido y de Conferencia, aunque no les duraría mucho el espíritu.

Un especialmente inspirado Harris marcaba la diferencia para los Sixers los primeros 3 minutos y medio del parcial llegando a los 15 puntos y sirviendo varias asistencias que abrieron brecha (37-51).

A la mitad del segundo parcial, Bridges volvía a dar esperanza a los Suns con un triple, un mate y un tiro de dos consecutivos (50-54).

Finalizando la mitad del partido, Landry Shamet, de triple y de mate, seguía animando la resistencia de los locales (57-62), con un Booker desaparecido en el segmento y Embiid llegando a los 19 puntos en un parcial que concluyó 60-64 tras triple de Jae Crowder.

RESURGEN LOS LOCALES

Booker reapareció los primeros momentos de la segunda parte con un “alley oop”, seguido de un tiro libre, y los Suns volvían a olerle en el cogote a los Sixers (63-64).

No se había llegado a los cuatro minutos del tercer parcial, cuando otro triple de Crowder puso a los locales por delante (71-69).

El apasionante partido cambiaba de liderazgo en casi cada jugada, con ambos equipos concentrados en la defensa y feroces en el ataque.

Booker llegó a los 29 puntos para empatar a 81 a 3.17 de terminar el frenético segmento. Embiid sumó los mismos puntos dos minutos después (83-84), mientras que Booker alcanzaba los 33 llegando el final de un emocionante parcial (89-84) que se jugó como final de la NBA.

El tercer cuarto concluyó (91-86) y el último comenzó con canastas del congoleño Bismack Biyombo (93-86). Con dos triples seguidos de Shamet, los locales parecían hacerse con el partido (101-90), pero todavía quedaban 7.43 minutos.

Y como no podía ser de otra manera en este apasionante partido, el marcador se volvía a apretar poco después gracias a dos triples Maxey y una bandeja de Emmbid, que llegaba a los 31 puntos (101-98).

El camerunés metió dos tiros libres y Booker le contestó con una de dos y otro tiro libre (104-100) a 4.43 del final. Y los Suns siguieron acertando.

A 1.35 del final del partido, Crowder, de triple, desataba la celebración entre los aficionados en Fénix (114-102).

Embiid cerró el marcador (114-104) llegando, de un poderoso mate, a unos 37 puntos que no fueron suficientes para evitar el revés.

Source link

Leave A Reply

Your email address will not be published.