Deportes

Jugador del Real Madrid rompe su silencio y rechaza acusaciones de islamismo radical – El Nuevo Diario (República Dominicana)


Antonio Rüdiger.

EL NUEVO DIARIO, MADRID- El internacional alemán y defensa del Real Madrid Antonio Rüdiger ha roto su silencio para rechazar acusaciones de islamismo radical que se formularon en su contra después de una publicación en sus redes sociales de una fotografía con motivo del comienzo del Ramadán.

«Como musulmán creyente practico mi fe, pero me distancio de toda forma de extremismo. Las acusaciones de islamismo, de violencia y terrorismo son absolutamente inaceptables. Defiendo la paz y la tolerancia», dijo Rüdiger en una declaración que publica el diario ‘Bild’.

Según Rüdiger, muchos de los miembros de su familia pertenecen a otras religiones, pero se respetan entre ellos y celebran juntos las fiestas religiosas.

«También admito, sin embargo, que por falta de atención le di la oportunidad a terceros de malinterpretar deliberadamente mi publicación para polarizar y dividir», señaló Rüdiger.

El defensa afirmó que no quiso hacer una declaración hasta después de los dos amistosos que disputó con Alemania contra Francia y Holanda.

Rüdiger y la Federación Alemana de Fútbol (DFB) han interpuesto acciones legales contra los autores de esas acusaciones.

«Espero que esta aclaración contribuya a resolver malos entendidos y a que la verdad salga a la luz. También quiero agradecer a la DFB que me ha apoyado en todo momento en esta cuestión», aseguró Rüdiger.

La foto que desató la polémica muestra a Rüdiger vestido con una túnica blanca árabe y arrodillado en un tapete de oración. Rüdiger mira a la cámara con un brazo ligeramente levantado y el dedo índice extendido.

Los críticos de Rüdiger han asegurado que el gesto del dedo índice es típicamente islamista y es usado con frecuencia por el movimiento salafista.

«No se trata de un gesto religioso sino de política», dijo, por ejemplo, en declaraciones al diario ‘Berliner Zeitung’, la imán feminista berlinesa Seyran Ates.

Según Ates, ese gesto no es parte del proceso normal de la oración y no aparece ni en el Corán ni en otros textos sagrados.

Por ello, Ates había pedido una declaración pública de Rüdiger en la que explicara cómo interpreta el gesto.

Sin embargo, la ministra alemana del Interior, Nancy Faeser, dijo que era un «gesto no problemático».

El primero en formular acusaciones de islamismo contra Rüdiger fue el exdirector del ‘Bild’ y actualmente al frente de la plataforma populista de derechas Nius, Julian Reichelt.

Rüdiger ha presentado querella contra Reichelt y la DFB ha reportado el caso a la Central para Lucha contra la Criminalidad en internet en Fráncfort.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *