Deportes

J-Rod baja en orden ofensivo mientras intenta encontrar su sincronización – El Nuevo Diario (República Dominicana)


EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK – El manager de los Marineros, Scott Servais, dijo a principios de esta semana que su alineación podría cambiar «cada noche», aunque sus comentarios estuvieron relacionados principalmente con pelotones y enfrentamientos de lanzadores contrarios. Una constante durante casi todo el año ha sido Julio Rodríguez en el hoyo número 2.

Pero antes de la derrota del jueves por 5-0 ante los Yankees, Rodríguez cayó al sexto lugar, su puesto inicial más bajo en el orden este año, en un esfuerzo por poner en marcha su bate y apoyarse en los otros grandes bateadores de Seattle en la cima. Luego, Rodríguez se fue de 4-0 en la final en el Yankee Stadium para terminar la serie de cuatro juegos con 16-1.

“A veces puede ser un poco frustrante o lo que sea”, dijo Rodríguez, “pero ¿qué vas a hacer al respecto? … Si los resultados no están ahí, no me voy a asustar. Sigo trabajando en ello, intentando mejorar y seguir ayudando al equipo a ganar”.

  • El primer turno al bate de Rodríguez produjo un K hacia atrás en un cambio fuera del plato que apenas alcanzó al negro o quedó afuera. De cualquier manera, fue una ruptura difícil.
  • En su segundo turno al bate, Rodríguez sacó una pelota en el aire, pero era un slider externo y no golpeó lo suficientemente fuerte, lo que llevó a un elevado fácil.
  • En el tercero de Rodríguez, conectó un rodado en el primer lanzamiento a la tercera base.
  • Y en el cuarto, Rodríguez se ponchó con un desagradable plomada de 97,4 mph del cerrador Clay Holmes.

Rodríguez ha tenido algunos puntos brillantes, pero la falta de poder ha persistido en el jugador más talentoso de los Marineros.

Todavía tiene solo dos jonrones en la temporada en 51 juegos, un lapso de 216 apariciones en el plato. Desde su segundo gol de la temporada el 12 de mayo contra Oakland,  ha encontrado maneras de embasarse, pero a través de 11 sencillos y una base por bolas, ya que su promedio de bateo y porcentaje de slugging han sido idénticos (.268) desde la última vez que se fue a la yarda.

«Cuando estás armando alineaciones, quieres que los muchachos que mejor se desempeñan estén cerca de la parte superior de la alineación», dijo Servais. “Julio suele ser uno de los nuestros que le va muy bien. Golpear más abajo en el orden, tal vez le quite un poco de presión. Sigue siendo un jugador clave para nosotros. Pueden ser unos días. Esperaremos y veremos cómo va”.

Los problemas de Rodríguez no han cambiado, ya que están relacionados principalmente con el tiempo y el ritmo en la posición de bateo.

«Cuando separas la cabeza, también te permite tomar mejores decisiones de swing cuando estás más temprano», dijo Servais. “Cuando llegas tarde, todo parece un strike, todo parece una bola rápida. ¿Y luego qué haces? Tu mente dice rápidamente: «Tengo que llevar el cañón hasta allí». Entonces llegas tarde. Atrapas la pelota profundamente. Tus decisiones no son tan buenas”.

Según Statcast, Rodríguez se ubica en el percentil 88 en tasa de golpes fuertes , 92 en velocidad promedio de salida y 96 en velocidad promedio del bate, una nueva métrica introducida la semana pasada . Pero es la dinámica que describe Servais la que ha llevado a que la mayor parte del contacto óptimo de Rodríguez sea cortado en el suelo o cometido una falta. Su tasa de rodados del 43,5% es en realidad más baja que cada uno de sus dos años anteriores, pero ha aumentado a borbotones.

«Es una cuestión de sensación», dijo Servais. “Y lo hemos visto venir con Julio, simplemente no ha podido mantenerlo. Lo ves en un juego o en uno o dos turnos al bate. Y luego será como, ‘Oh, tuvo un par de juegos realmente buenos’, y ahora estás empezando a ver la pelota volar desde el bate hacia el lado de tiro con realmente cierta autoridad detrás. Y luego desaparece de nuevo”.

Con Rodríguez bajando, Dylan Moore era la opción obvia para pasar al puesto número 2. Está empatado en el liderato del equipo con cinco jonrones este mes y tiene un OPS de 1.619 en esta gira, que continúa con tres juegos a partir del viernes en los Nacionales.

Sin embargo, Moore, Rodríguez y el resto de los Marineros prácticamente no tuvieron respuestas para el abridor de los Yankees, Luis Gil, cuyo único hit permitido en 6 1/3 entradas en blanco fue un sencillo dentro del cuadro que JP Crawford logró. Después de eso, Seattle se enfrentó silenciosamente al bullpen de Nueva York y dividió la serie, con sólo tres hits en el día para empatar un mínimo de la temporada.

Los Marineros también cayeron a 5-13 en juegos en los que Rodríguez no logra hits, lo que subraya que, a pesar de permanecer en el primer lugar de la Liga Americana Oeste, podrían alcanzar un ascenso aún mayor si su mejor jugador puede encontrar más consistencia.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *