Dimelo TV

INTEC entrega 37 certificados de concentración en manufactura de dispositivos médicos

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), con el apoyo del Clúster de Dispositivos Médicos de la Asociación Dominicana de Zonas Francas (ADOZONA), entregó este viernes certificados a 37 alumnos de Ingeniería Industrial, por haber finalizado la cuarta ronda de concentración en Manufactura de Dispositivos Médicos.

Un comunicado indica que la concentración consiste de 12 créditos correspondientes a estudios de electivas profesionales, para que el estudiante adquiera competencias para diseñar, innovar, integrar y gestionar procesos y productos, cumpliendo con todos los requerimientos a nivel regulatorio, así como dirigir equipos multidisciplinarios para resolver problemas en el área de los Dispositivos Médicos.

El acto de entrega fue presidido por Arturo del Villar, decano del Área de Ingenierías del INTEC; Luis Toirac, coordinador de Ingeniería Industrial; José Manuel Torres, vicepresidente ejecutivo de la ADOZONA; Rafael Piantini, coordinador de Educación del Clúster de Dispositivos Médicos y Farmacéuticos y Carlos Flaquer, viceministro del Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM).

Carlos Flaquer, viceministro del MICM_ Luis Toirac, docente del INTEC_ Arturo del Villar, decano del INTEC_ José Torres, vicepresidente ejecutivo de la ADOZONA y Rafael Piantini, coordinador de Educación.

Del Villar indicó que entender el efecto de la pandemia COVID-19 en la educación superior requiere comprender su propuesta de valor, a cambio de tiempo y matricula, la universidad ofrece tres componentes de valor: una credencial, educación y experiencia.

“La pandemia acelerará el cambio en la educación superior en dos oleadas, primero, afectó a las industrias a finales del verano de 2020 y, en una segunda con un efecto a más largo plazo será un cambio profundo en la forma que se imparte la educación superior, que si se maneja bien incluirá una apertura radical en los caminos hacia el éxito profesional”, refirió Del Villar.

El docente del INTEC resaltó que la tecnología es el corazón de esta oleada en la educación superior. “La pandemia ha obligado a la industria a adoptar tecnología a distancia y la experiencia que tengamos en este periodo acelerará la adopción”.

En ese sentido, el vicepresidente ejecutivo de la ADOZONA, felicitó al INTEC por ser una universidad de vanguardia en el país y estar dispuesta a responder a los requerimientos de las industrias de zonas francas.

“Los felicito (a los estudiantes) porque con esta certificación ustedes van a formar parte del sector industrial más poderoso, prometedor y con mayor potencial de crecimiento”, dijo Torres, tras afirmar que los dispositivos médicos y quirúrgicos es el principal renglón de exportación de República Dominicana.

De su lado, Luis Toirac, coordinador de la carrera Ingeniería Industrial del INTEC, resaltó que se estima que desde 2017 el sector creció un promedio de un 5.6 % cada año y se espera que mantenga este ritmo hasta el 2023, y que el 39 % del mercado global lo posee América del Norte, que por su cercanía con el país ofrece más oportunidades.

“En los parques de zonas francas de empresas de dispositivos médicos se quiere un ingeniero distinto capaz de aprender por sí mismo y enfrentarse a las nuevas tecnologías que se implementan en otros países, por ejemplo, la fabricación aditiva, área en la que se deben formar ingenieros porque se estima que más de tres millones de implantes médicos se fabricarán de esta manera en 2026”, dijo Toirac.

Mientras, Rafael Piantini, expresó que la pandemia ha impactado a todas las actividades económicas y sociales, no obstante, en el país algunas organizaciones han demostrado que cuando hay compromiso y pasión se puede seguir agregando valor, y este es el caso del INTEC.

“Esta importante actividad nos presenta al sector empresarial a jóvenes con las competencias y conocimientos que nos va a permitir incrementar la competitividad que requerimos en el sector de dispositivos médicos”, dijo Piantini tras resaltar que las exportaciones de productos que salvan vidas alcanzaron cerca de los US$1,660 millones en 2019.

De su lado, Carlos Flaquer, viceministro del MICM, les recomendó a los egresados enfocarse en los aspectos intangibles y aprender todos los procesos de la industria multinacional, lo que aseguró les cambiará la vida de forma personal y profesional.

“Desde el Gobierno estamos enfocados en trabajar y desarrollar el capital humano, porque no hay forma de crecer en el área de dispositivos médicos si no nos enfocamos en capacitar al personal”, dijo Flaquer.

Al final el acto, los egresados Claudia Camacho y José Montero hicieron referencia a sus experiencias laborales y las vividas durante sus estudios en la concentración.

Source link

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.