Dimelo TV

El proyecto deportivo del exluchador Ulises Valentín

Durante la década de los años noventa, Ulises Valentín era uno de los principales atletas del país y gracias al deporte pudo conocer y desarrollar una cultura de paz y solidaridad que hoy heredan los niños de su barrio.

Valentín, un empobrecido luchador olímpico que en sus días de atletas no pudo disfrutar de la protección que hoy existe, tuvo que paralelamente dedicarse a «motoconchar» para mantener su familia; pero nunca se denigró y pudo conseguir muchos logros para el país.

- Advertisement -

Actualmente vive en España, pero nunca ha dejado de pensar en las nuevas generaciones de jóvenes de su sector natal, Villa Francisca, y de La Zurza, donde también ha realizado trabajos sociales para los jóvenes.

“Yo he cambiado de vida porque estoy en un país desarrollado, pero mi corazón y mi mente están allá, en esas casas pobres, paupérrimas, como en la que yo nací, donde no hay chance para la educación y la comida muchas veces falta en la mesa”, dijo Valentín en una entrevista a través de las redes sociales.

“Uno nunca vive solo, ni puede dejar atrás el pasado, yo vivo en mi barrio y cuando voy a Santo Domingo ahí me quedo ayudando a mi gente, a los niños principalmente”.

“Barrio Seguro”

El cinco veces medallista Centroamericano y del Caribe dijo que el nivel de delincuencia de los barrios es una respuesta al abandono del trabajo social que a través del deporte y la educación las autoridades dejan de realizar.

“Nosotros fuimos de los primeros que empezamos el programa “Barrio Seguro”, con la Policía Nacional, lo llevamos a La Zurza y a Villa Francisca y esos barrios cambiaron en más de un 75 por ciento, se acabaron los atracos, crímenes y robos… los jóvenes encontraron qué hacer, se les brindó una opción y se les dijo que eran importantes», expresa.

“Se impartieron cursos, seminarios, charlas; por otro lado, se les arreglaron canchas, clubes y se les llevaron uniformes y utilerías. Se les pusieron monitores, y todo esto con una supervisión diaria. Hay que trabajar en los barrios”, exhorta el exluchador de los 48 kilos.

El llamado “Hijo de Animaría” fue diez veces campeón del torneo militar, en representación de la Marina de Guerra; y en tres ocasiones monarca de los Juegos Nacionales.

En 1990 por sus hazañas deportivas fue declarado “Atleta del Año”, a nivel general… Y en 1999 fue proclamado el “Luchador del Siglo” en la República Dominicana.

Source link

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.