Dimelo TV

El flujo de figuras puede estar cerca de finalizar

El lunes, antes de almorzar, a los aguiluchos que tienen activadas las notificaciones en las redes sociales del equipo, les llegó la información que no sorprende a nadie en esta pelota, pero que no deja a nadie ajeno.

Las Águilas anunciaron que el permiso que tenía Víctor Robles de los Nacionales se había agotado, con lo que terminaba su participación por el torneo. El jardinero agotó 47 apariciones con el club amarillo y si se suman las 189 que tuvo con Washington en la MLB suman un tercio del máximo que ha tomado en una temporada, las 663 de 2019 entre serie regular y playoffs.

Pero Robles, con un historial médico de lesiones amplio para sus 23 años, se lastimó un tobillo el 28 de noviembre, que lo sacó de acción por más de una semana y volvió. Ya las cuyayas perdieron el 30 de noviembre a Ronny Rodríguez, que consiguió un contrato para jugar en Corea del Sur, y su inicialista John Nogowski, que está protegido por los Cardenales, terminó su participación. Ahora anuncia la integración del lanzador Carlos “Tsunami” Martínez.

Las gerencias de operaciones de los equipos están acostumbradas a lidiar con este tipo de bajas, aunque no siempre pueden reponer con talento similar. El escaso béisbol que se jugó en el verano a causa del COVID-19 creó una disponibilidad de calidad sin precedentes, que algunos temen esté cerca de tocar fin.

Ayer, antes de los clubes depositar las plantillas que utilizarán esta semana a la Lidom, ya habían jugado 351 peloteros en los primeros 69 partidos. De ese grupo 156 tienen contrato con organizaciones de las Grandes Ligas (el 44%) y 68 están protegidos en rosters de 40 hombres, el 19%, de acuerdo al sitio oficial de la MLB.

Un aumento apreciable de peloteros vinculados a las Ligas Mayores con relación al torneo pasado. En toda la serie regular del curso 2019-2020 vieron acción 420 jugadores de los cuales 68 pertenecían a equipos del Big Show (16%) y solo 33 estaban en roster de 40 (8%).

En poco menos de un mes de temporada ya han visto acción 123 jugadores con experiencia en el máximo nivel, desde veteranos que buscan regresar como Melky Cabrera o Fernando Rodney hasta jugadores en su prime como Gary Sánchez y Yasiel Puig, incluyendo súper prospectos como Wander Franco, Julio Rodríguez y Cristian Pache u otros jóvenes ya con experiencia como Vladimir Guerrero Jr., y Ronald Guzmán.

La lista es grande, pero Gregory Polanco no jugaba desde 2013, Jeimer Candelario acaba de establecerse con los Tigres y Fernando Tatis III no ha cerrado las puertas a jugar con las Estrellas. Un derroche de figuras que los asiduos visitantes al play lamentan la pandemia le impida asistir en estas condiciones.

“No tengo nada de crédito en que Vladimir (Guerrero) esté jugando pelota de invierno. Él mismo se puso a disposición, se entrenó y se presentó al equipo”, dijo José Gómez, gerente general del Escogido.

Sin embargo, en la medida en que el panorama en torno al coronavirus da señales de despejarse de cara a la próxima campaña en Estados Unidos se abre la interrogante de hasta dónde la Lidom podrá mantener este nivel.

“La verdad es que no tenemos preocupación. Tenemos un equipo que ha soportado. No se puede comparar peras con manzanas, pero hay equipos que por brotes de COVID-19 perdieron 12 jugadores, nosotros hemos perdido 23 jugadores por diferentes razones”, dijo Gómez.

Pero Gómez, con casi una década trabajando en oficina, pisa el freno. “Aquí se vive del día a día. Al día de hoy ningún jugador me ha dicho que se va al final de la regular, puede pasar, pero hasta ahora nadie me ha puesto fecha”.

Ayer comenzó el proceso masivo de vacunación en los Estados Unidos, una luz en este kilométrico túnel de casi 10 meses. Grandes Ligas tiene programado dar inicio a los campos de entrenamientos el 27 de febrero, por lo que en la primera quincena de ese mes deberán reportarse los jugadores protegidos e invitados.

Además, la MLB ya ha asumido el control del sistema de ligas menores y última los detalles para el relanzamiento de un nuevo modelo que no dependería tanto de los ingresos que aportan los fanáticos, la razón principal por la que no se pudo jugar este año.

Pasada la fecha de ofertas a los jugadores de arbitraje, el sorteo de Regla 5 y las reuniones de invierno queda más despejado el panorama sobre la disponibilidad para los equipos llenar sus huecos.

Source link

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.