Dimelo TV

Derrick Rose principal figura en el mercado

Límite. El 2 de febrero es el último día que un jugador puede ser traspasado

Después del megatraspaso de James Harden, ya jugador de los Nets, las aguas del mercado de la NBA se calmaron.

Hay otra gran estrella que está en la mente de todos, Bradley Beal (Wizards), pero su equipo ya ha dicho por activa y por pasiva que no tiene ninguna intención de buscar un acuerdo por él. Son, por tanto, otros jugadores los que están en la rampa de salida para reforzar a rivales.

Las fechas de límite para traspasar se van acercando, siendo la última y definitiva la del 25 de marzo.

Shams Charania ha ofrecido una actualización en The Athletic del estado de algunos jugadores que podrían salir.

A destacar también que hay dos especificaciones importantes en cuanto al mercado de este año, más complejo por haber empezado más tarde la temporada: el 2 de febrero es el último día que un jugador puede ser traspasado y que luego pueda entrar en otro trato, incluso con varios jugadores empaquetados, antes de que acabe la ventana completa; el 6 de febrero pueden ser cambiados los jugadores que firmaron un contrato en la pasada pretemporada.

El nombre que más sobresale en esta nueva ronda de contactos es el de Derrick Rose.
Los Pistons no tienen un rumbo fijo y Rose tampoco está siendo importante, algo podría ser así cuando el novato Killian Hayes vuelva de su lesión.

Por él se han interesado los Knicks, equipo para el que ya jugó, y los Clippers, uno de los candidatos al campeonato.

Otro jugador que, en su caso, sí está haciendo una buena temporada es John Collins.
El ala-pívot apostó por sí mismo y no firmó una gran extensión de contrato que le pusieron los Hawks sobre la mesa y ahora puede pagarlo cambiando de equipo.

Su actual acuerdo expira en verano y los de Atlanta, con recursos de sobra, querrán ganar algo por un chico que se está valorando al alza. Los contrincantes están pendientes de su situación.

Los que están haciendo saltar las alarmas son los Pelicans. No arrancan pese a tener nuevo entrenador, Stan van Gundy, y a contar a pleno rendimiento con Brandon Ingram y Zion Williamson además de fichajes como Steven Adams y Eric Bledsoe.

Se empieza a torcer la esperanza de que puedan meterse entre los ocho primeros y hay dos integrantes de la plantilla que están ya en las charlas que tienen los dirigentes: Lonzo Ball y J.J. Redick.

Ball está en su cuarto año y no ha demostrado ser el número dos de su generación que en su día fue. Redick es un tirador experto que le puede venir bien a cualquiera que luche por el título.

Collins sería la otra gran opción
Otro jugador que, en su caso, sí está haciendo una buena temporada es John Collins.
El ala-pívot apostó por sí mismo y no firmó una gran extensión de contrato que le pusieron los Hawks sobre la mesa y ahora puede pagarlo cambiando de equipo.

Su actual acuerdo expira en verano y los de Atlanta, con recursos de sobra, querrán ganar algo por un chico que se está valorando al alza. Los contrincantes están pendientes de su situación. No hay duda ha tenido un gran ascenso en el juego.

Source link

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.