Dimelo TV

Cientos postes tendido eléctrico a punto de caer en calles GSD

Al igual que una pandemia el problema de los postes del tendido eléctrico en desuso y cayéndose afecta la gran mayoría de barrios del Gran Santo Domingo, sin importar si son sectores exclusivos o marginados, contaminando visualmente y poniendo en peligro a la ciudadanía que transita a pie o en vehículos.

Ver marañas de cables y una sobrecolocación de postes del tendido eléctrico no es nada extraño en la ciudad capital y la provincia Santo Domingo. El asunto de los postes es simple, empresas los instalan para poner redes de alambres de distintos usos, después de tramitar un permiso al Departamento de Tránsito y Movilidad de la alcaldía correspondiente.

El problema radica cuando después de años de estar sobrecargados de cables o impactados por el tiempo, nadie se acuerda de los postes, y cuando es inminente el peligro algunos son sustituidos, pero dejando el anterior en el mismo lugar y con el mismo problema.

Pareciera que no hay ningún protocolo para la instalación de postes, ya que en muchos lugares se observan hasta cuatro juntos, y todos en uso, independientemente de que algunos están a punto de caer.

Lo que origina esta sobrepoblación de postes de luz es que son varias las empresas de teléfonos y telecable que operan en el país, aparte de la de electricidad, aunque en algunas ocasiones usan postes en común todas instalan cuando lo creen pertinente.

Con el nuevo sistema de 24 horas de energía implementado en muchas zonas por las empresas distribuidoras de electricidad han modernizado muchas vías eléctricas, en los sectores intervenidos. Nuevos postes de aluminio, y modernos y gruesos cables se han ido instalando, pero el viejo sistema de alambres y postes en desuso o en mal estado sigue en el mismo lugar.

En muchos casos los postes ocupan parte de las aceras de circulación peatonal y otros están dentro de espacios aéreos de las calles por lo que muchas veces son impactados por vehículos.

Otra forma de cómo afecta a la ciudadanía este uso indiscriminado de los postes, es que estos nidos de alambres producen pérdidas y ayudan al robo de energía, provocan averías constantes, y a la vez dificultan a los operadores dar el mantenimiento requerido.

Para que se tenga un ejemplo de la cantidad de postes que hay en el Distrito Nacional, en la calle Barney Morgan desde la avenida Duarte hasta la Francisco del Rosario Sánchez, una vía no tan larga, fueron contados 205 postes, muchos solo sostenidos por lo cables y en algunos lugares hasta cuatro postes juntos.

El problema de los postes eléctricos es más preocupante de lo que aparenta, ya que cualquier pequeño sismo o algún ventarrón podrían originar una reacción en cadena que derribaría cientos de postes en minutos, con consecuencias hasta indefinidas.

UN APUNTE

Permisos
Aunque nada se cumple, Waldys Taveras siendo regidor consiguió que el Concejo de la alcaldía del Distrito Nacional aprobara un proyecto de ordenanza que regula los trabajos en los postes y cables en las vías públicas de esta demarcación.

La ordenanza No. 6/2014 da al Ayuntamiento del Distrito Nacional el control absoluto sobre la evaluación, autorización y permiso para que las empresas que se dedican a la colocación, reparación y mantenimiento de los cables de transmisión eléctrica, telefónica y de televisión por cable, deban solicitar una autorización para realizar sus trabajos en la capital.

EL DATO

Emergencia
Varios postes del tendido eléctrico deberían ser atendidos de emergencia ya que podrían colapsar en cualquier instante. Visualmente se ve la sobrecarga de presión que tienen estos debido a la carga de alambres.

Por: Jorge González
[email protected]

 

Source link

- Advertisement -

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.