Publisher Theme
Art is not a luxury, but a necessity.

Centro Olímpico Juan Pablo Duarte no tiene dolientes, está arrabalizado 

0 59

Complejo está lleno de chatarras, basura y se usa como parqueadero del hospital de las FFAA

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El Centro Olímpico Juan Pablo Duarte ha perdido su esplendor, lo que muchos llamaban como el pulmón de la capital, hoy es un parqueadero de chatarras de la Dirección de Control de Bebidas Alcohólicas (COBA), del Ministerio de Interior y Policía.

El uso de furgones es notorio, tanto así que reporteros de El Nuevo Diario contaron más de 10, obstaculizando el tránsito en varias vías.

La basura se apodera del parque recreativo, el cual no es ni la sombra de lo que era ese patrimonio de la salud y deporte nacional.

En el recorrido, de más de dos horas, se pudo observar cómo los vehículos -chatarras- del Coba se han apoderado de una parte del Centro Olímpico, además de grúas de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett), autobuses de empresas y hasta taxistas tienen su espacio en el complejo deportivo.

Por si todo esto fuera poco, unos 400 vehículos se parquean en la casa del deporte nacional, entre empleados del Hospital Central de las Fuerzas Armadas y pacientes, según una investigación de El Nuevo Diario.

Si se le suma a eso, lo constantes trabajos que se hacen en el centro capitalino, las mutilaciones de la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret), y la tala de árboles cerca de las canchas de voleibol para construir nuevas instalaciones, el denominado “olímpico” no tiene dolientes.

Parte del área verde se ha perdido con los constantes usos de parqueo y trabajos que se hacen en el parque olímpico.

Por ejemplo, una de las calles se pudo observar está cerrada, debido a los trabajos que se hacen en las afueras del Estadio Félix Sánchez, para el concierto de Cold Play, donde se vio una grúa cavando un hoyo, varias patanas adornan los alrededores, lodo por doquier, hierro, maquinaria, y más.

Otro de los males que caracteriza una parte del olímpico es un depósito de basura, que consume su brillo. Además de una gran laguna verde con agua contaminada que reposa llena de mosquito.

También, en las afueras de la media naranja se pudo observar varios furgones con simuladores para el entrenamiento y la capacitación de operarios.

FOTOS: DANIEL DUVERGÉ

Source link

Leave A Reply

Your email address will not be published.