Internacionales

Aumentan los ataques entre Israel e Hizbulá con muertos mientras siguen combates en Gaza – El Nuevo Diario (República Dominicana)


Aumentan los ataques entre Israel e Hizbulá. (Foto: fuente externa)

EL NUEVO DIARIO, JERUSALÉN. – Los ataques aéreos casi diarios en la frontera entre Israel y Líbano dejaron este miércoles una soldado israelí muerta por cohetes de Hizbulá, y cuatro muertos en Líbano por aviación israelí, tres de ellos civiles, en la peor escalada de violencia en la divisoria desde el inicio de la guerra de Gaza.

«Estamos intensificando los ataques sin cesar e Hizbulá está pagando un precio cada vez más alto. La próxima campaña tendrá una ofensiva muy fuerte y utilizaremos todas nuestras herramientas y capacidades», advirtió el jefe del Estado Mayor del Ejército israelí, Herzi Halevi, en un viaje a municipios del norte.

De acuerdo a lo informado, horas antes, Israel había confirmado la muerte de la sargento Omer Sarah Benjo, de 20 años, después de que un cohete de Hizbulá impactara contra una base militar en la urbe de Safed, a unos 14 kilómetros de la frontera, donde otras ocho personas resultaron heridas

Este y otros ataques en Netua y Matara desencadenaron el bombardeo israelí contra «bases militares (y) operaciones de control» del grupo chií proiraní Hizbulá, según un comunicado castrense, en las áreas libanesas de Jabal el Braij, Houneh, Dunin, Adchit y Souaneh.

En Souaneh, estos ataques causaron la muerte en su vivienda de una mujer de nacionalidad siria y sus dos hijos, un bebé y un niño de trece años, según confirmó la Agencia Nacional de Noticias del Líbano (ANN).

Además, un miliciano de Hizbulá de unos 25 años falleció en el bombardeo de Adchit, según un comunicado del propio grupo islamista, que prometió una respuesta acorde ante «la agresión» en la que «civiles y niños fueron martirizados».

«No es el momento de parar. Todavía hay un largo camino por delante», aseguró Halevi, a su vez anticipando próximos ataques por parte de Israel en la que es ya la peor escalada de violencia en la línea fronteriza desde la guerra de 2006.

Mientras, en la Franja de Gaza continúan los combates, con más de un centenar de muertos y al menos 145 heridos en 24 horas, lo que aumentó el número de víctimas mortales a 28.576, además de cerca de 68.300 heridos, según las autoridades sanitarias gazatíes,

Sin tregua en Gaza

Las conversaciones sobre un posible alto al fuego continúan en El Cairo con mediadores de Catar y EE.UU., después de que la delegación israelí regresara ayer de la capital egipcia y hoy no enviara a ningún representante, pues el primer ministro, Benjamín Netanyahu, anunció que no volverían a la mesa de negociaciones si Hamás no modificaba sus exigencias.

«Israel no recibió en El Cairo ninguna propuesta nueva de Hamás sobre la liberación de nuestros rehenes», informó hoy la oficina del primer ministro israelí, quien una vez más calificó el borrador sobre la mesa de «delirante».

En la última propuesta de Hamás sobre una tregua, dividida en tres partes de 45 días cada una, el grupo islamista pedía el fin del conflicto, además de la retirada de tropas israelíes del enclave palestino y el intercambio de rehenes por más de un millar de presos palestinos, muchos de ellos importantes y condenados a cadena perpetua.

Netanyahu insistió hoy también en que, al igual que las «negociaciones muy firmes», la presión militar es «clave» para la liberación de rehenes.

El pasado noviembre, en la única tregua del conflicto en Gaza, Hamás accedió a liberar a 105 cautivos, mientras que cuatro habían sido puestos en libertad con anterioridad, además de una soldado rescatada por el Ejército

Hace dos días, los primeros dos rehenes civiles fueron rescatados en una brutal operación militar en Rafah, sur de Gaza, en la que murieron un centenar de gazatíes. Desde entonces, Netanyahu aguarda a que Hamás proponga algo nuevo, y mantiene su negativa de acabar la guerra hasta la muerte de los líderes islamistas.

Como él, una parte significativa de la sociedad israelí parece apoyar el derrocamiento de Hamás antes que el rescate de rehenes, con un 40 % que lo prioriza frente a un 32 % que cree que los cautivos son más importantes, según una encuesta publicada hoy por el Instituto de Política del Pueblo Judío (JPPI).

Entre los judíos israelíes, la brecha se dispara entre quienes priorizan derrotar a Hamás (47 %) frente al retorno de rehenes (25 %), mientras que una mayoría de árabes israelíes (61 %) prefiere traer a los cautivos antes de que sea tarde.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *