Dieciocho muertos en combates entre dos grupos armados en el noreste de RDC


EL NUEVO DIARIO, KINSHASA.- Dieciocho personas murieron y varias resultaron heridas durante un enfrentamiento entre dos grupos armados que operan en el noreste de la República Democrática del Congo (RDC), confirmaron este lunes a EFE fuentes próximas al Ejército congoleño.

“El incidente tuvo lugar el sábado por la noche, cuando milicianos de CODECO (Cooperativa para el Desarrollo del Congo) atacaron a los de FPAC-Zaire (Frente Popular de Autodefensas), cuyos miembros controlaban una cantera minera”, explicó a EFE Jean Jacques Openji, coordinador de “Allez-y les FARDC”, una organización que apoya las acciones de las Fuerzas Armadas de la RDC (FARDC).

La cantera minera está situada en Mbijo, una localidad rica en oro de la provincia de Ituri.

“El ataque fue encarnizado por parte de los milicianos de CODECO, que desgraciadamente mataron a civiles, quemaron casas y saquearon comercios antes de secuestrar a algunas personas que llevaron al bosque”, agregó Openji.

Según el coordinador, la mayoría de los conflictos en la provincia de Ituri giran en torno al control de las minas.

No obstante, Openji señaló que los enfrentamientos del sábado por la noche se debieron a que los rebeldes de CODECO querían vengar la muerte de uno de los suyos, asesinado por los milicianos de FPAC-Zaire.

“La situación se ha calmado por el momento gracias a la intervención de nuestro Ejército, que fue avisado”, aseguró.

CODECO es un grupo rebelde poco conocido que nació en 2018 con el objetivo de luchar contra los abusos del Ejército, si bien ha cometido numerosos asesinatos de civiles y ha multiplicado sus ataques durante el último año en Ituri.

Según la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, en 2021 CODECO mató a más de 400 personas y se convirtió en la segunda milicia más mortífera de la región.

Esta milicia esa integrada mayoritariamente por la comunidad de agricultores lendu, una de las etnias de la región, que se ha enfrentado por la tierra con la comunidad hema, etnia de pastores en ese área.

La FPAC-Zaire se describe a sí misma como un grupo de autodefensa cuya misión es proteger a la comunidad hema contra los ataques del grupo CODECO.

Frente a los ataques rebeldes en Ituri y la vecina provincia de Kivu del Norte, sobre todo de las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) -de origen ugandés y el grupo rebelde más letal en la región-, el Gobierno impuso en mayo de 2021 un estado de sitio que no ha conseguido mejorar la situación sobre el terreno.

Desde 1998, el este de la RDC está sumido en un conflicto alimentado por las milicias rebeldes y los ataques de soldados del Ejército, pese a la presencia de la fuerza de paz de la ONU (Monusco), con más de 16.000 uniformados sobre el terreno.

 





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *