Exespía estadounidense evita la prisión por atropello mortal en Reino Unido


EL NUEVO DIARIO, LONDRES.- Una jueza británica condenó este jueves a la antigua agente de inteligencia estadounidense Anne Sacoolas a 8 meses de prisión, una pena que quedará suspendida durante 12 meses, lo que a efectos prácticos evitará que entre en la cárcel, por ocasionar en 2019 la muerte por atropello del joven británico Harry Dunn.

La magistrada Bobbie Cheema-Grubb leyó hoy su dictamen en una audiencia celebrada en el tribunal penal de Old Bailey, en Londres, en la que la acusada, de 45 años, compareció mediante videoconferencia desde Estados Unidos.

En la práctica, ese tipo de sentencias “suspendidas” implican que los imputados no van a la cárcel siempre que no cometan ningún otro delito y sigan las instrucciones que le marque la justicia durante el periodo de tiempo establecido por el tribunal.

Sacoolas, madre de tres hijos de 7, 9 y 14 años, tampoco podrá conducir durante 12 meses como parte de la pena.

La norteamericana debía haber sido sentenciada el pasado 1 de diciembre pero el 24 de noviembre esta corte solicitó una comparecencia por vídeconferencia debido a el “acoso y amenazas” que recibía Sacoolas y su familia, principalmente por redes sociales, lo que llevó a pensar que un viaje al Reino Unido entrañaba riesgo para su seguridad personal.

La jueza recordó que posteriormente recibió una declaración de la administración estadounidense en la que el Gobierno de Estados Unidos señalaba que “no apoya de ninguna manera que Sacoolas comparezca en esta audiencia” al alegar que “su regreso (al Reino Unido) podría poner en riesgo intereses significativos de Estados Unidos”.

El británico Harry Dunn, que en el momento del suceso tenía 19 años, perdió la vida cuando la motocicleta en la que viajaba colisionó con un coche conducido por Sacoolas, cerca de la base de la Real Fuerza Aérea británica (RAF) en Croughton, en el norte de Inglaterra, donde trabajaba su marido.

Tras el accidente, la mujer, que alegó en un primer momento inmunidad diplomática en su defensa, regresó a su país y se negó a retornar al Reino Unido para afrontar un juicio a pesar de una intensa campaña de los padres del fallecido, Charlotte Charles y Tim Dunn, apoyada también por el Gobierno británico.

“No hay duda de que la persistencia calmada y digna de estos padres y de la familia de ese joven ha prevalecido durante tres años de dolor y esfuerzos para que compareciera ante este tribunal y reconociera su culpa”, señaló hoy la magistrada.

La jueza dijo que la muerte de Dunn entraña “el mayor grado de daño” que puede infligirse al tiempo que señaló que en este caso tiene “en cuenta” que se trató de “un periodo breve de conducción” y que la acusada “no estaba familiarizada con las carreteras inglesas”.

“Acepto que (Sacoolas) siente genuino pesar”, afirmó la magistrada.

La madre de Harry, Charlotte Charles, se mostró “agradecida” por las palabras de la jueza y señaló que su “promesa” a su hijo de lograr “justicia por él” se había podido “completar”.

Por su parte, el ministro británico de Asuntos Exteriores, James Cleverly, declaró que confía en que el caso de Sacoolas “proporcione solaz” a la familia del fallecido y que el Gobierno haya “aprendido lecciones importantes” en torno a las exenciones que implica la inmunidad diplomática.

 





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *